Quizás te preguntes qué es esto del Zentangle, esa palabra que has leído o escuchado más de una vez, que va de algo de dibujar o meditar o ambas cosas…

Zentangle es una forma de meditar creativamente, utilizando patrones sencillos basados en líneas y curvas. Concretamente I C S O, o lo que es lo mismo, línea, curva, doble curva y orbe o curva cerrada.

Este método creado por Maria Thomas y Rick Roberts hace casi 20 años en Estado Unidos ha traspasado fronteras. Aquí en España fue un ancla para mucha gente durante la pandemia y el confinamiento de 2020. Y sigue siéndolo.

No necesitas saber dibujar para crear una pieza de Zentangle. No necesitas ni siquiera saber cómo es el resultado final de un patrón. A partir del paso a paso, dejándote llevar, confiando en el proceso, de repente te sorprende el resultado en el papel.

imagen zentangle 04

Numerosos estudios así como mi experiencia personal como CZT (profesora certificada de Zentangle) me llevan a afirmar que los beneficios de los que se hablan en Zentangle son solo una pequeña parte de lo que realmente logramos con la práctica regular: mejora la concentración, la autoestima, la creatividad, el bienestar. Y esto solo para empezar.

Lo realmente importante es lo que tú vas a conseguir con tu forma de vivir el Zentangle. Y eso solo puedes saberlo tú, porque cada persona disfruta esta experiencia desde un lugar diferente. Aunque haya lugares comunes.

Para mí Zentangle llegó en un momento vital complicado, laboral y personalmente. Pero llegó como la herramienta para mantenerme a flote mentalmente. El puerto seguro al que llegar en una noche de tormenta. 

En 2016 me inicié con María Tovar y en 2020 me certifiqué como profesora de Zentangle. Ya forma parte de mi día a día y aunque lleguen épocas en las que no haga nada formalmente de Zentangle, siempre está presente: en la esquina de una hoja de la agenda, en un post-it, en un menú de papel tomando algo con amigos… 

Y si algo te hace tanto bien, te ayuda tanto, te hace disfrutar… ¿Por qué dejarlo? 

Una vez conoces lo que Zentangle puede hacer por tu bienestar, lo incorporas a tus rutinas diarias con la alegría de encontrar ese ritual de reconexión contigo misma.

Y tú ¿te animas a probar algo diferente?